Cursos de 8 semanas

Cursos de 8 semanas


Una de las maneras de desarrollar mindfulness es mediante la participación en un curso estándar de mindfulness de 8 semanas. Los cursos que ofrecemos en Málaga están basados en el programa de Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR), creado por el médico estadounidense Jon Kabat-Zinn en 1979, y en el programa de  Mindfulness Based Cognitive Therapy (MBCT), desarrollado en 1990 en el ámbito de la psicología clínica aplicada a la depresión, y derivado de aquél. 


Los programas de MBSR constan de enseñanzas sobre la psicología y fisiología del estrés, prácticas para desarrollar la presencia y el control de la atención, y son enseñados en un contexto grupal. Fueron creados para ofrecer una solución a pacientes con enfermedades y dolencias crónicas cuyas dolencias no podían ser curadas o aliviadas por la medicina actual. Los impresionantes resultados del uso de mindfulness para tratar dichos problemas atrajeron la atención de mucha gente en el ámbito de los profesionales de la salud. Mindfulness empezó a ser conocido, y eventualmente se propagó fuera del ámbito clínico para ser aplicado en distintos contextos.


Los psicólogos Zindel Segal, Mark Williams y John Teasdale crearon el programa de MBCT en los años 90, con el objetivo de ofrecer una solución a pacientes que experimentaban repetidos episodios depresivos. Tomando como base el programa MBSR, los resultados de las investigaciones sobre las causas de la depresión que proporciona la psicología clínica, y la terapia cognitiva, elaboraron un programa específicamente diseñado para pacientes con tendencia a la depresión recurrente. El programa MBCT fue un éxito, y recibió validación científica, lo que le llevó a ser recomendado por la seguridad social en el Reino Unido.


Los cursos que ofrecemos en Málaga están diseñados para el público en general, ofreciendo un abordaje a gran parte de las dificultades y sufrimientos que experimentamos en nuestra vida diaria: estrés, ansiedad, diversos miedos, preocupaciones, obsesiones, problemas en las relaciones personales, etc. El desarrollo de mindfulness permite comprender cómo generamos estas aflicciones, y nos ayuda a comenzar a generar hábitos mentales más saludables, que nos facilitarán el vivir con más paz, y con mayor capacidad de amar y de experimentar alegría, además de ofrecer también una base sólida sobre la que cimentar nuestro crecimiento personal.